post-title Sobre el accidente en la calle Mártires de Somiedo https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/06/OPINIÓN.png 2022-01-28 17:58:49 yes no Publicado por Categorías: Opinión

Sobre el accidente en la calle Mártires de Somiedo

Publicado por Categorías: Opinión
Sobre el accidente en la calle Mártires de Somiedo

En la madrugada del domingo, 12 de diciembre, se produjo un accidente en la calle Mártires de Somiedo, al impactar un coche sobre dos barandillas, las cuales quedaron en el suelo. Se puso en conocimiento este hecho a esta alcaldía, hacia las 8,30 horas, dado que era preciso el retirarlas de la citada acera, para dejarla expedita en el uso peatonal.  Por ello, a las nueve puse tal hecho, telefónicamente,  en conocimiento de la jefatura de la  brigada de obras. Con posterioridad dichas vallas fueron recogidas por un trabajador de la brigada y llevadas al almacén.

El turno de la Policía Local, como es procedente, elaboró los pertinentes informes sobre este accidente,  labor esta en la cual el alcalde no tiene arte ni parte, es decir, intervención alguna. Los informes detallados de este accidente y de otros hechos se han custodiado en las dependencias de la Policía Local, no en el edificio consistorial, y falta la primera vez que el alcalde los solicite, pues entiende que son cuestiones que afectan a la privacidad de las personas. En el resumen semanal nunca figuran nombres de ciudadanos.  Cuando procede,  la Policía Local tramita la pertinente denuncia, o eleva el caso al Juzgado si considera que hay indicios de delito.

El día 13 de diciembre, lunes, como es habitual,  a primera hora, comento con el Jefe de la Policía Local los sucesos del fin de semana, puentes, etc., según el informe resumen que cada semana se elabora,  en el que no figuran datos personales ni pormenores de las actuaciones. El 14, martes,  se me notifica que el señor portavoz del PP solicita “Copia de parte del servicio realizado por los Agentes de la Policía Local, durante el turno de trabajo dela noche del sábado 11 y el  domingo 12, incluidos los posibles atestados elaborados durante el mismo”.  Le contesto dos días después: “Ha sido recibida petición de información, RGE 7530. Pongo en su conocimiento que, a efectos de  consulta de la misma, se ponga en contacto con la Jefatura de la Policía Local, para que, en aquellas dependencias, se la faciliten. Han de acordar día y hora que convengan a ambas partes, en razón del servicio y de su disponibilidad personal”.

Vuelve el señor portavoz del PP a solicitar el día 29 de diciembre “ante las informaciones aparecidas en distintos medios, se nos entregue copia de los diferentes informes realizados por la Policía Local en días siguientes a la elaboración  del primer informe”. Un día después, el 30, le respondo, oficialmente siempre,  que “En relación con su petición /…/, ruego se ponga en contacto con la Jefatura de la Policía Local, como la vez precedente”.

El 19 de enero el señor portavoz del PP  envía escrito, en el que da cuenta de cómo ha accedido a la información solicitada, y solicita de nuevo “copia de todos los informes, diligencias, atestados, requerimientos, comparecencias” referidas al accidente del día 12 en la calle Mártires de Somiedo, con la cita de la matrícula del vehículo. Dicen saber que todo este expediente de la Policía Local fue entregado “a la Policía Nacional, en el marco de las diligencias abiertas por el juzgado”.

La Jefatura de la Policía Local me ratifica que así ha sido, que el expediente original les fue entregado a la Policía Nacional,  dado que ante esta compareció  una persona para dar su particular versión de los hechos, unos diez días después de sucedidos,  y que es lo que procedía. Ante esta información, que resulta fehaciente, mi respuesta notificada al señor Portavoz del PP, el día 24, sobre su petición última, ha sido la siguiente:

  1. Que quedo informado de que ha realizado la consulta (se entiende en las veces solicitadas) sobre los documentos obrantes en el cuartelillo  de la Policía Local, sita en la plaza de los Marqueses, lugar donde se hallan los expedientes relativos a la cuestión por ustedes planteada.
  2. Que solicita copia de los mismos, de los cuales, según su propio escrito, se hizo entrega “a la Policía Nacional, en el marco de diligencias abiertas por el Juzgado”.
  3. En dichos expedientes, según versión dada por ustedes mismos, figura un miembro de la Corporación y personas particulares.

Considera esta alcaldía oportuno, dadas las características de este expediente, elevar consulta a la empresa que atiende a este Ayuntamiento en cuanto a protección de datos, y que también se halla a su disposición. Recibida la misma, a buen seguro en muy corto espacio de tiempo, esta alcaldía tomará la decisión pertinente para admitir o rechazar su petición, y, si procediere, los términos de la misma.

——————————–

Lo anteriormente expresado corresponde a las peticiones y procedimientos seguidos ante la peticiones del señor portavoz del PP. La documentación sobre ese accidente solo ha estado en manos de la Jefatura de la Policía Local, oficial de servicio, y de los miembros de este grupo que la consultaron, señores Nieto e Iglesias. Estos miembros del grupo popular municipal han convocado sobre este asunto varias veces a los medios informativos, y en algunos concretos han aparecido una serie de datos que dicen corresponder al expediente de este accidente. Se han publicitado para la opinión pública nombres de personas particulares, un concejal de esta Corporación,  algún integrante de la Policía Local, vehículo particular, etc. No creo equivocarme al suponer que estos miembros del Grupo Popular son los transmisores de dichas presuntas informaciones, para que sean de dominio público,  con lo que pueden haber vulnerado el derecho a la protección de datos que todo ciudadano español tiene y a su obligación de guardar secreto de los expedientes que se hayan puesto a su disposición. Es decir, el posible  incumplimiento del deber de reserva impuesto a los concejales en razón del art. 16 del ROF de las  Entidades Locales de 1986; en un expediente, por lo demás, en el que dicen figurar   personas ajenas a esta Corporación.  

No obstante, dicho lo anterior, creo mi obligación referirme a unos  hechos que considero gratuitos e impropios de unos representantes públicos:

  • El descrédito, para  fines políticos,  que unos  miembros concretos del Grupo Popular, a través de  declaraciones, juicios, etc., han pretendido de nuestra Policía Local, es algo insólito y que no se había dado nunca en este Ayuntamiento. Todas las presuntas informaciones que en principio se publicitaron sobre omisiones de este cuerpo policial local, son falsas, entre ellas la identificación del vehículo, que según me han comunicado, fue realizado en la misma madrugada del accidente. La Policía Local no actúa en razón de quien  pueda ser el autor de una infracción, sino que cumple fielmente y con eficacia su cometido en razón de los protocolos que cada caso  requiera. Esta alcaldía está a la espera de que estos concejales   pidan disculpas a la Policía Local, la cual, en esta ocasión como en los  cometidos  habituales,  velan por la seguridad y derechos constitucionales de los astorganos.
  • Improcedente ha sido,  respecto al alcalde, el atribuirle una pretensión de ocultación,  respecto a la retirada y reposición de unas vallas de la vía pública. No es cierto que de inmediato se reparasen los daños causados en la colisión, sino que las vallas se repusieron una semana después; y en cuanto a su retirada para que no interrumpiesen el paso se hizo, como es habitual, en la mañana, previo aviso a la jefatura de la brigada de obras, pasadas  las nueve.  Nada excepcional en día festivo; la mañana del Día de la Constitución hube de llamarlos porque  el aire había tirado la portona de entrada al solar de la Brecha y en ese lugar había recogido la policía local un banco que unos gamberros bajaron de la parte superior.

La Policía Local no presenció el accidente, pero se interesó, prontamente, con clara eficacia, por el mismo, y por ello existe un oportuno expediente. En el cual,  según me ha sido manifestado por el cuerpo policial de la ciudad, no se recoge ni demuestra en modo alguno que la persona que conducía el vehículo del accidente fuera un miembro de la Corporación; y su tramitación respecto a daños y demás consideraciones   han  sido los que corresponden a cualquier ciudadano. Por ello,  esta alcaldía entiende que, en lo que atañe a la gobernanza municipal,  no hay hecho demostrado que deba alterar ni en funciones, ni en competencias, la misma.

OPINIÓN