post-title Síndrome https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/09/gabriel-toribio.jpg 2022-05-25 16:45:43 yes no Publicado por Categorías: Opinión

Síndrome

Publicado por Categorías: Opinión
Síndrome

Gabriel Toribio Serrano – Cambiando aires

Con el enemigo por encima de nuestras capacidades nos hace retroceder a los momentos duros registrados por una pandemia arrastrada desde hace dos años y que solo ha hecho el cometido de ponernos bajo las cuerdas. Aplastados por contagios y confinamientos. En los instantes difíciles de imaginar fuimos asistidos y no abandonados, para muchos era de esperar primeros auxilios en el entorno familiar y la inmensa cantidad de de manos solidarias y voluntarias que solo buscaban un aliento de esperanza y no rendirse en el aspecto de salvar comportamientos negativos.
Y con tanta obediencia por el bien nuestro y los demás, la permanencia en los hogares por vencer un virus maltratador y no dejar dominarnos como a efectos de ingresos hospitalarios y en Ucis, no fuera para nosotros mismos. Cuando ya se podía llegar a la libertad de salir prisionero, después de tres primeros meses, el miedo reinaba en nuestras vidas a coger el aire respirable, llegaba el síndrome de la cabaña de permanecer en casa y desde balcones y ventanas, los aplausos llenos de ovaciones eran muy frecuentes en las tardes de las ocho, a todo el personal sanitario.
Apareció la normativa del final a las mascarillas y quienes las mantenían, vendría el síndrome de la cara vista, un talismán protector que nos hace reflexionar de que el virus permanece y volver a las aglomeraciones nos conlleva a la prudencia mediática a no quedar desapercibidos, qué ingrata la facilidad al olvidar más de ciento cinco mil decesos por el virus en nuestro país.