post-title San Isidro https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/06/J.J.A.-PERANDONES.png 2022-05-19 17:49:48 yes no Publicado por Categorías: Opinión

San Isidro

Publicado por Categorías: Opinión
San Isidro

Juan José Alonso Perandones – La Tolva

Después de aquel trágico accidente del 14 de marzo de 1974, padecido  por Tomás Frade y sus seres queridos más cercanos, la casa de la calle Matadero 14 quedó deshabitada. Con la muerte de  Tomás se finiquitaba  uno de los oficios más antiguos de la ciudad, que era el de guarda del campo.  Desde esta casa  se ven la Torre Vieja, la del Moro y el rosetón calado del hastial, catedralicios. En ella se reúnen los doce miembros de la Asociación de Agricultores y Ganaderos,  con anterioridad denominada Hermandad; contó con cerca de un centenar de socios hasta la mecanización y abandono del campo, y a su custodia ha quedado el archivo de la Cámara Agraria. De sus antiguos cometidos, conservan dos, el arriendo de los pastos y organizar la festividad de San Isidro, adelantada este año un día, por la Rogativa del Castro.  Procesión de Rectivía a Puerta de Rey, con parada en la catedral ante la Virgen:  la cruz, la bandera de Unión Agraria, de 1926,  con el bordado de la escena milagrosa, el paso con  la imagen del santo, la yunta  y el ángel;  castañuelas, flauta y tamboril, unos pocos fieles y  la representación eclesiástica y civil.  No faltó  el pan del santo con  posterior convite; para el  martes, 16, misa por los difuntos.  No perduran los fastos de los pasados 50, con el Concurso de Arada y Carrera del Bollo, pero la pequeña comitiva procesional encarna la resistencia a no dejar morir la herencia vital de nuestros campos.

J.J.A. PERANDONES