post-title Pilatos en Madrid https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/07/RICARDO-MAGAZ-2.png 2022-04-20 18:03:17 yes no Publicado por Categorías: Opinión

Pilatos en Madrid

Publicado por Categorías: Opinión
Pilatos en Madrid

Ricardo Magaz – La Espada y la Pluma

Cuando en España morían miles de personas a diario en la primera ola de la pandemia de coronavirus en 2020, y otros muchos estábamos en riesgo de ese trance enchufados a la máquina del oxígeno en el hospital, unos miserables se hacían millonarios trapicheando con el sufrimiento ajeno.

Luis Medina Abascal, de “profesión” marqués de Villalba, y el comisionista Alberto Javier Luceño Cerón se embolsaron en pleno confinamiento una mordida de seis millones de euros inflando los precios de mascarillas, guantes y test, en muchos casos defectuosos.

La Fiscalía Anticorrupción abrió diligencias de investigación contra los “empresarios” por presuntos delitos de estafa, blanqueo de capitales y falsedad documental. Además de engañar al ayuntamiento madrileño con el material sanitario, intentaron blanquear el dinero a base de comprar un yate, coches de lujo tipo Porsche o Lamborghini, un chalet y colecciones de relojes Rolex.

La bajada a los infiernos familiares del investigado Luis Medina Abascal, asiduo de la jet set, no es nueva. ¿De tal palo, tal astilla? No necesariamente, aunque aquí, pendientes de lo que digan los tribunales, el tema tiene análisis de fondo. En 1993 el padre de Luis Medina, Rafael Medina Fernández de Córdoba, duque de Feria, fue condenado a 9 años de prisión por tráfico de drogas y corrupción de menores. En agosto de 2001, acusado de otros delitos, se suicidó en su palacio ducal de Pilatos, del siglo XVI, en la capital sevillana.

Es de sobra conocido que Pilatos, amén de gobernador romano de Judea en el siglo I, perdura en los anales como símbolo tradicional de vileza. Pocas veces una metáfora resulta más descriptiva. Pilatos en Madrid.