post-title Pagas https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/06/MAR-CO-A.-MACIA.png 2021-10-08 17:13:55 yes no Publicado por Categorías: Opinión

Marco A. Macía – Pasando el puerto
El origen de todo ese mal rollito que enturbia nuestras calles es, una vez más, la envidia. Con gotas de ansia pura. Porque si las medidas anunciadas por el gobierno -las paguitas para ir al cine y las de alquilar-nos pillan con diecisiete para dieciocho, en vez de tanto criticar abriríamos felices el primer botellín del botellón de esta noche, que esta caja la pago yo, o sea tú, en cuando me ingrese el gobierno la paga. Pero estas orgías de ayudas nos sorprenden ya talludos y con presbicia, ergo se ven peor y se critican con soberbia. Como si se celebrara una fiesta en tu casa y no estuvieras invitado. Tantos madrugones y sudores para mostrarnos impecables como ciudadanos, como padres y como votantes domesticados para que ahora vengan con nieblas tenebrosas para la jubilación y derroches insolentes para la juventud ruidosa. El pesar podría aliviarse de aparecer en la lista de Pandora. Pero cuando eres tan pobretón que ni defraudas y tan viejo que no encajas en las ayudas, sólo queda chirriar de dientes y retortijones en tu salsa picante. Y mañana, y pasado y pasado, obediente a trabajar. Alguien tendrá que pagar esta verbena de justicia social, resiliencia y empoderamiento y, a lo que parece, el pagador tiene tu nombre.