post-title La Junta excluye a los regantes valdorneses de ayudas a regadíos con aguas subterráneas https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2022/11/Vista_de_Priaranza_de_la_Valduerna.jpg 2022-11-30 17:55:23 yes no Publicado por Categorías: Noticias

La Junta excluye a los regantes valdorneses de ayudas a regadíos con aguas subterráneas

Publicado por Categorías: Noticias
La Junta excluye a los regantes valdorneses de ayudas a regadíos con aguas subterráneas

Con la publicación en el BOCYL este martes, 29 de noviembre, del anuncio de la Dirección General de Política Agraria Comunitaria, por el que se da publicidad a la Orden de 25 de noviembre de 2022, de la Consejería de Agricultura y Ganadería, por la que se conceden ayudas directas a titulares de explotaciones agrícolas de remolacha, patata y otros cultivos hortícolas, regados con aguas subterráneas, como consecuencia del conflicto bélico Ucrania, ASAJA ha comprobado que no hay agricultores leoneses dentro del listado de beneficiarios, y por lo tanto, los agricultores de La Valduerna, que en opinión de ASAJA cumplen con las condiciones establecidas, han quedado fuera de este apoyo económico.

Ante esta situación, ASAJA de León presentará un recurso de reposición genérico y recursos individuales de cada uno de los afectados interesados en hacerlo dentro del plazo de un mes, al margen de utilizar las medidas de presión sindical que estime oportunas para reconducir la situación.

ASAJA lamenta que el Gobierno autonómico tenga este tipo de “despistes” que ponen de manifiesto la falta de conocimiento sobre la situación real de la agricultura y ganadería en el amplio y diverso territorio, y lamenta que estos “despistes” sean más habituales cuando se trata de la provincia de León.

Precisamente este lunes, ASAJA emitía un comunicado en el que consideraba que muchos agricultores de la zona agrícola de La Valduerna, en la provincia de León, reúnen los requisitos para beneficiarse de la “ayuda a titulares de explotaciones agrícolas afectados por la subida de los costes de producción”, que aprobó el pasado jueves 24 de noviembre el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León. Se trata de explotaciones dedicadas al cultivo de patatas, remolacha u hortícolas, en fincas regadas con aguas subterráneas. Con carácter general, los agricultores leoneses no se verán beneficiados por esta línea de ayuda ya que el regadío es casi al cien por cien  de aguas superficiales, mientras que el regadío de agua de pozos se limita a esta vega de La Valduerna, en la comarca de La Bañeza, y a fincas aisladas en distintos municipios. “La Junta no ha publicado unas bases para estas ayudas, ni a día de hoy ha publicado el listado de agricultores beneficiarios, por lo tanto la organización agraria desconoce el alcance de la medida, y desconoce exactamente la base de datos que ha utilizado para incluir o no a los posibles beneficiarios”

En la comarca de La Valduerna se cultivan unas 4.000 hectáreas de cultivos de regadío que en los últimos años se han visto sometidas a grandes restricciones en el regadío, ya que por un lado se han limitado las captaciones del agua del río Duerna al aumentar el régimen de caudales ecológicos, y por otro se han clausurado pozos de riego que no estaban inscritos en los correspondientes registros, y todo a la vez que la CHD no ha permitido la recarga de los acuíferos a través del río Peces.

ASAJA considera que la administración del Estado y la de Castilla y León tendrían que dar una solución conjunta y definitiva para consolidar y modernizar esta zona de regadío que es de las más históricas de la provincia  y la que en la actualidad sufre más restricciones de agua, solución que la organización agraria ya reclamó en el proyecto de Plan Hidrológico del Duero que todavía no ha aprobado el Gobierno.

Único beneficiario, la Universidad de León

Con el cruce de datos que ha podido hacer ASAJA, la organización ha detectado que entre los beneficiarios, seguramente que único beneficiario en toda la provincia, está la Universidad de León, con una hectárea de terreno y por lo tanto una ayuda de 300 euros, que debe de corresponderse a la finca de la Escuela de Ingeniería Agraria. Aunque esto es algo simbólico, la organización no entiende este tipo de apoyos dirigidos a instituciones, que cuando menos son poco estéticos.