post-title Azada https://elfaroastorgano.com/wp-content/uploads/2021/06/MAR-CO-A.-MACIA.png 2022-05-27 18:06:07 yes no Publicado por Categorías: Opinión

Azada

Publicado por Categorías: Opinión
Azada

Marco A. Macía – Pasando el Puerto

Hay días en los que tiene uno tantas cosas sobre las que escribir que se queda en blanco. Y no se encuentra la primera frase, sobre la que comienza a construirse todo. Si hoy fuera uno de esos días se podría evitar la dispersión murmurando un conjuro milagrero para convocar la atención sobre un tema interesante. Pero ya sabemos que no hay peor cosa que intentar forzar a la memoria para que recuerde algún hechizo cuando ella se regodea en la dispersa placidez inanimada de lo blanco. Ni achinando los ojos, ni apretando las cejas. La memoria recuerda lo que quiere cuando le sale del forro genital. Es selectiva y en eso coincide con las personas a las que da servicio: en su anarquismo extemporáneo. Así, sin embrujos ni encantamientos a los que agarrarse, solo queda apostar por el caballo ganador y hablar de la azada como actriz secundaria del último pleno. Regalar una azada así -a la ligera y sin manual de instrucciones- es tan rotundo como ambiguo. Según las manos de quien la maneje, con una azada tan pronto se puede cultivar un destino como tirar por tierra un prometedor futuro. En todo caso, regalar una azada a una concejal es una forma de reivindicar la gran política con mayúsculas, la que resuelve los grandes retos de nuestro tiempo gracias a la parodia y al teatrillo ingenioso y chispeante. A grandes problemas, grandes azadas y que las hierbas no oculten el horizonte.

MARCO A. MACIA